Prometo votar para un candidato que apoye los 10 puntos de la Carta de Derechos Digitales.
× 3782 conciudadanos han prometido votar
País
País
Österreich
Belgique/België
Bulgaria
Hrvatska
Cyprus
Česká republika
Denmark
Eesti
Suomi
France
Deutschland
Greece
Magyarország
Republic of Ireland
Italia
Latvija
Lietuva
Luxembourg
Malta
Nederland
Polska
Portugal
România
Slovensko
Slovenija
Espana
Sverige
United Kingdom
Tu promesa ha sido recibida con éxito. Ahora puedes volver a comprobar esta página el día antes de las elecciones para saber qué candidatos de tu país apoyan la Carta!
Se requiere campo Nombre.
¡Este correo electrónico ya ha sido usado!
Por favor, confirma tu promesa haciendo click en el enlace del correo.
Tu promesa para los derechos digitales en Europa

La Carta

Me opondré a cualquier medida que elimine el poder de tomar decisiones sobre los asuntos que afecten a los derechos fundamentales de los ciudadanos de Europa de la judicatura o los responsables políticos elegidos democráticamente, incluyendo, aunque no limitado, en cualquiera de los puntos abajo.

Apoyaré las propuestas que sirvan para maximizar la transparencia y permitir a los ciudadanos participar en los procesos legislativos de la UE, a través de un mejor acceso a los documentos (incluyendo consultas) en todos los idiomas europeos. Apoyaré medidas que promuevan la disponibilidad de datos públicos a los ciudadanos, así como el uso de formatos abiertos y estándares abiertos en el gobierno.
Apoyaré legislación que promueva y proteja el derecho fundamental de los ciudadanos a la privacidad. Esto incluye el poder para decidir de forma pro-activa si y cómo se procesan los datos de carácter personal. Apoyaré medidas para garantizar niveles adecuados de transparencia y seguridad en el tratamiento de datos.
Apoyaré legislación que pretenda eliminar cualquier registro o cualesquiera otros requisitos restrictivos sobre la provisión de contenidos y servicios de Internet. Apoyaré medidas legislativas que garanticen la protección de la neutralidad de la red, la competencia efectiva y la liberalización del espectro radioeléctrico.
Abogaré por la libertad de comunicación y el derecho a participar en la vida cultural en el contexto de la reforma de las leyes de derechos de autor y el acceso al conocimiento. Apoyaré iniciativas para armonizar y requerir excepciones facultativas existentes a los derecho de autor, con el fin de facilitar la (re)utilización de las obras por los individuos. Apoyaré reformas encaminadas a obligar excepciones del derecho de autor para las instituciones públicas y entidades sin fines de lucro como las instituciones culturales, históricas y educativas. Apoyaré iniciativas para garantizar que las obras financiadas con fondos públicos se ponen a disposición del dominio público. No apoyaré legislación que amplíe el alcance o la duración de los derechos de autor o derechos similares.
No apoyaré cualquier propuesta para el almacenamiento o la vigilancia de las comunicaciones de datos que no ha sido sometida a una evaluación independiente y creíble de su necesidad y proporcionalidad, o que no esté sujeta a revisión periódica para garantizar el cumplimiento de estos criterios.
Apoyaré propuestas legislativas para salvaguardar el anonimato en línea y el derecho a utilizar el cifrado. Apoyaré medidas para desarrollar y promover, con obligaciones legales, cuando corresponda, el uso de las tecnologías de protección de la intimidad.
No apoyaré ninguna medida o iniciativa que evite la revisión judicial de supuestas infracciones en línea que pretenda alentar, forzar o permitir a los proveedores de servicios de Internet y otras organizaciones a controlar o castigar supuestas infracciones en línea, excepto cuando se impongan las medidas adoptadas por un tiempo muy corto, cuando la supuesta infracción implique un peligro inminente para los seres humanos y cuando el estado en el que se sitúa el intermediario requiera tomar medidas para abordar el problema con urgencia.
No apoyaré la proliferación, por medio de créditos a la exportación u otras garantías estatales, de tecnologías de vigilancia y censura de fabricación Europea a países autoritarios que no respetan el Estado de Derecho. Lucharé para defender la privacidad de los periodistas, activistas y ciudadanos de todo el mundo, mediante el apoyo a la legislación que impide que regímenes opresivos puedan adquirir este tipo de tecnología y servicios de cualquier entidad en la Unión Europea.
Apoyaré modelos de coordinación de los recursos y los estándares de Internet -nombres, números, direcciones, etc- que sean libres, abiertos, con un enfoque de abajo hacia arriba, con representación de todas las partes interesadas. Apoyaré medidas para garantizar la capacidad de la sociedad civil en participar en foros que incluyan todas las partes interesadas. Me opondré a cualquier intento de las agencias corporativas, gubernamentales o intergubernamentales para tomar el control del gobierno de Internet.
Apoyaré medidas que proporcionen un contexto para permitir o promover el uso de software libre y de código abierto de forma amplia en el gobierno y las entidades públicas, en particular en entidades que reciben fondos del presupuesto de la UE.